TRUJILLO: DESAFÍO DE RESISTENCIA

 

TRUJILLO: DESAFÍO DE RESISTENCIA
___________________________________

Por: Martize Trigos Torres

La Hermana Maritze Trigos Torres es religiosa dominica de la Presentación. Licenciada en Ciencias Religiosas (Teología) del Instituto Católico de París y en Filosofía de la Universidad Santo Tomás de Aquino. Acompañante de comunidades víctimas del conflicto en varias regiones del país, comprometida con la Asociación de Familiares de Víctimas de Trujillo (AFAVIT) desde 1998. 
___________________________________

“Callar es una forma de morir,
Olvidar es una forma de matar,
El silencio no es una alternativa”.
Darío Betancurt E. 1999.

En los años 2002 y 2003 un grupo de jóvenes inquietos por reconstruir la Memoria y comprometidos en la defensa de los derechos humanos, participaron en la Segunda y Tercera Peregrinación de Trujillo, desarrolladas en un contexto muy especial. Se llevaba a cabo la inauguración del Parque Monumento a la Vida y el traslado de los restos mortales del Padre Tiberio Fernández y de las víctimas de la cruel masacre de Trujillo: una secuencia de desapariciones forzadas, torturas, homicidios selectivos, detenciones arbitrarias y masacres, de carácter generalizado y sistemático, ocurridas en los municipios de Trujillo, Riofrío y Bolívar, en el norte del Valle del Cauca, entre 1986 y 1994.

Ese grupo es hoy Producciones El Retorno, con más de diez años de trabajo, quienes en su gran sensibilidad ante el dolor de las víctimas, la lucha contra la impunidad y la construcción de justicia, hicieron la publicación del video Trujillo: Desafío de resistencia, en el año 2005. Es un documental que evidencia el texto del epígrafe de Darío Betancurt, no podemos callar porque sería morir sin conocer la historia pasada, sin indagar en la historia del ayer, no podemos olvidar porque representaría una muerte sin vida, ya sabemos que recordar y hacer Memoria es hacer que las víctimas sigan vivas. Guardar silencio no es alternativa, sería cobardía, complicidad con los que generan la muerte, y por eso nace Producciones el Retorno, para hacer Memoria como compromiso histórico, político y de dignidad humana. 

Para escribir este texto fue doloroso devolver la película y revivir en el video los momentos difíciles de las 66 exhumaciones realizadas con las mujeres de la Asociación de Familiares de Víctimas de Trujilo – AFAVIT, cuando nosotras mismas con nuestras manos, muchas manos de mujeres, acariciábamos los huesos torturados, constatábamos una vez más la barbarie, la sevicia. Este acto supremo fue una de las preparaciones a estas dos Peregrinaciones que vemos en el video, como lo recuerda María de los Angeles, una de las mujeres que comparte su testimonio. Así sea dolorosa y difícil, esta Memoria recogida por Producciones El Retorno es una pieza histórica que jamás podemos olvidar, documentar la primera Peregrinación organizada por AFAVIT, la feliz fecha de la inauguración del Parque Monumento a la Vida, el traslado de los restos mortales a los osarios, las hermosas esculturas diseñadas por las familias víctimas con el acompañamiento de Adriana Lalinde. El video muestra las manos humildes de los familiares tocando los osarios, como si por milagro fueran a abrir sus tumbas...

Una de las grabaciones más significativas es la del “Muro del Amor”, una obra artística del kurdo Hosyhar Saade. Un muro con siete nichos que guardan objetos de afecto y solidaridad de países europeos. Es comparado a la resistencia de las mujeres que guardan en sus vientres la gestación de la vida. 

El Mausoleo es el santuario donde reposan los restos torturados del Padre Tiberio y donde el Padre Javier Giraldo pronunció unas palabras inmemoriales que quedaron grabadas, no sólo en el video, sino en la historia colombiana: 

“Este Parque Monumento, que será una morada, será un mensaje y un grito permanente. Donde los cuerpos silenciados y ensangrentados resisten, hablan, gritan, dialogan, protestan. Interpelan, sacuden las conciencias y desestabilizan la iniquidad reinante. Y lo hacen desde la libertad soberana de quienes ya no son vulnerables al dolor ni a la amenaza, y desde la desnudez de unos huesos que se han despojado ya de pasiones y de angustias para poder proclamar, sin intereses ni egoísmos, la verdad desnuda de la dignidad humana”. 

Trasladar al Padre Tiberio de la institución del Templo a la majestuosa montaña del Parque Monumento, junto a las víctimas por quienes dio su vida, fue el acto más solemne que capta el video, el acto profético de ese Pastor que vivió como Jesús de Nazaret, en el amor total. En los testimonios de las mujeres, al referirse al Padre Tiberio, ellas expresan: “No se sentía más grande, era igual al campesino más humilde y más pobre, comía del sancochito que nosotras mismas hacíamos...”.

Hermoso ver el Árbol del abrazo convertido en símbolo de fraternidad y solidaridad. Esas son algunas de las bonitas imágenes del video Trujillo: Desafío de resistencia, en el año 2005. 

Lenguaje artístico cinematográfico, donde cada imagen, cada lugar, cada rostro humano, reivindican la Memoria histórica de la masacre y trascienden el espacio y el tiempo hasta el día de hoy, con voces de denuncia y de esperanza.

El video también hace Memoria de la gran solidaridad del pueblo colombiano, de todos los rincones del país que se desplazaron hasta Trujillo para decir: ¡No a la Impunidad, Si a la justicia. Trujillo: desafío de resistencia, lucha contra la impunidad! La vivencia de fe de religiosas, sacerdotes, comunidades cristianas, movimientos sociales y de derechos humanos que se reunían para hacer visible una de las páginas de la historia colombiana, de las más horrendas, crueles e injustas.

Es preciso detenernos en el video en los dos rostros de mujeres, quienes dan el testimonio de los hechos de la masacre, fue su vivencia dolorosa y con las lágrimas que corren por sus ojos, con su voz quebrada y temblorosa, cuentan el horror de la masacre de Trujillo: allanamientos, detenciones arbitrarias, torturas, desapariciones, asesinatos extrajudiciales, atentados. Los sentimientos de miedo, de impotencia, de sufrimiento que se producen al escuchar sus relatos. A la indignación que sentimos, respondemos clamando por la Verdad, la Justicia, la Reparación integral y las Garantías de No repetición. Al ver mi propio rostro dando testimonio, sólo siento el desafío de la radicalidad del seguimiento evangélico. “No hay amor más grande que dar la vida por los que se ama” y ahí seguiremos caminando en libertad y fe. Continuamos, acompañadas de la fuerza en las palabras de las mujeres que dan su testimonio en el documental: “Seguimos aferradas a la resistencia”. “Que la Memoria quede limpia”. “Nuestros familiares eran humildes campesinos”. Otra de las mujeres cuenta con detalles cómo sacaron de su casa a sus familiares, tirando bombas y granadas, y en medio de esta situación dice: “Yo andando sola”. Sólo la fe en Dios ayudaba a estas mujeres a afrontar tanta crueldad, a seguir viviendo y luchando en medio de la muerte.

El documental Trujillo: desafío de resistencia, integra con maestría los hechos: la arremetida militar y paramilitar, el proceso jurídico, el proceso de dignificación y resistencia por parte de AFAVIT, el testimonio de cristianas y cristianos que creemos en la Resurrección, en que la muerte no es una derrota y por eso damos valor a la Memoria, nuestros muertos siguen vivos: “No los enterramos, los sembramos para que su semilla fructifique en el pueblo”, por eso en mi testimonio expreso: “Hoy fue un día de Resurrección y de Vida”.

El video sigue siendo actual, los hechos se prolongan y siguen sucediendo, las familias vuelven a sentir miedo, el año pasado ocurrieron 21 asesinatos, entre ellos el de nuestra querida Matriarca ALBA MERY CHILITO, fundadora de AFAVIT, gran líder, mujer de fe entregada a la comunidad.

Actualmente, vivimos en medio de la amenaza, del señalamiento y hostigamiento, pero no nos callarán y gritamos el lema del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado – MOVICE: “Somos semilla, somos Memoria, somos el sol que renace ante la impunidad”.


No es lugar de muertos,
es lugar de vivos...

de los muertos hay
siembra de raíces,
símbolo de memoria,

de los muertos salen rostros
que hablan de proyectos.

Los muertos se levantan,
nos miran y nos hablan

La siembra de semillas
convertida en esperanza. 

> Alba Mery Chilito, víctima de la masacre de Trujillo, asesinada el 7 de febrero de 2013.
Fotografía: Rodrigo Grajales.

Entregas anteriores:

- ANA FABRICIA CÓRDOBA
http://elretorno.net/nuevo/ana-fabricia

- CUANDO VOY A LA ESCUELA
Por Santiago Andrés Gómez
http://elretorno.net/nuevo/cuandovoyalaescuela

- MEDELLÍN: LA FIESTA BLANCA
Por Max Yuri Gil
http://elretorno.net/nuevo/lafiestablanca​

- JAIKATUMA: EL ESPÍRITU DE LA MONTAÑA
Por Adriana Arboleda B.

http://elretorno.net/nuevo/jaikatuma

_________________________________________